¿Cuál fue el concepto de ciudadano que se privilegió en los albores de la República y su consolidación en el siglo XIX?

La ambición y el poder

En los albores de la república se estableció una ciudadanía diferencial entre quienes poseen la condición de ciudadanos “decentes” y otros  considerados ciudadanos de segunda clase, “indecentes”

Desde el diseño mismo de las primeras constituciones se definió una categorización de ciudadanos lúcidos y otros en menor condición: los indios y otras poblaciones, como los esclavos, no alcanzaban ni siquiera a conformar en el más bajo eslabón  la categoría de ciudadanos. Con el transcurso de los años, en las distintas actas de constitución se irán sumando otros criterios de exclusión.

Desde la instauración de la Nueva Granada, el concepto de ciudadano no ha sido un reflejo de derechos civiles ganados durante la guerra de independencia sino, más bien, una creación discursiva que se va conformando en los conflictos sociales y militares que se presentaron en el siglo XIX, que repercutieron en el siglo XX y resuenan aún en las primeras décadas del siglo XXI.

 

La construcción del concepto de ciudadano se va dando a lo largo del fragor de las luchas civiles y partidistas que se inician incluso antes del establecimiento de la república, con la formulación de las constituciones formuladas entre 1810 y 1815 (12 constituciones y un acta de federación, algunas con reformas en tan solo dos o tres años de su formulación) y a partir de 1821, tras las guerras de independencia (6 cartas magnas en los restantes años del siglo XIX). Las distintas constituciones políticas relatan de manera progresiva la transformación y la evolución de los derechos de las personas, así como del significado de ciudadano y ciudadanía y, con ellos, la de nación; una nación erigida por unas élites criollas, bajo los lineamientos conceptuales instaurados por la colonia. Hay aquí, pues, un campo interesante de estudio, consignado en las constituciones en torno a la evolución de la noción de ciudadano y su impacto en la concepción de nación.

 

Lo que estimula al análisis es indagar cómo se fue construyendo al ciudadano, en los relatos de las constituciones del siglo XIX y su impacto en la sociedad.

 

Mediante una narrativa elaborada a partir de las cartas magnas de la emergente república (siglo XIX), la investigación interpela las bases sobre las cuales se construyó al ciudadano y una concepción de país segmentado por castas, en las cuales se forjaron patrones de estatus y de marginalidades, que reverberan hasta la actualidad.

 

PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

 

En concordancia con el problema planteado, nos hacemos las siguientes preguntas de investigación: ¿Quiénes fueron los ciudadanos, tras las gestas de independencia y la construcción de la República? ¿Cuál fue el concepto de ciudadano que se privilegió en los albores de la República y su consolidación en el siglo XIX? ¿Cómo evolucionaron los conceptos de ciudadano y ciudadanía en las constituciones políticas colombianas del siglo XIX?

 

 

COMUNICACIÓN-PAZ/CONFLICTO

Grupo de investigación

Comunicación - Paz/Conflicto

ACREDITACIÓN DE ALTA CALIDAD

Universidad Santo Tomás

Facultad de Comunicación Social

Unidad de investigación - 2016

PALABRAS CLAVES

Ciudadano

Derechos

Libertades

Nación

Constituciones

Siglo XIX

DISEÑO Y  REALIZACIÓN: CLARA VICTORIA MEZA Y EDGAR MANCHEGO / BOGOTÁ 2017