UN LIBERAL CIVILISTA

JOSE HILARIO LÓPEZ

Como el liberal civilista recuerdan los colombianos el hombre que durante su periodo de gobierno (1849-1853) se caracterizó por poner en práctica medidas reformistas que dejaron un legado imborrable en la memoria de la nación. Como liberal radical, José Hilario López, un huilense de armas tomar, se distinguió por su participación en el espectro político, militar y social de la Nueva Granada.

 

José Hilario López nació en Popayán, capital del departamento del Cauca, el 18 de febrero de 1798, en el seno de una familia de tradición, conformada por sus padres José Casimiro López, oficial de cruzada, y Rafaela Valdés. A muy temprana edad, los hijos del matrimonio López Valdés quedaron huérfanos de padre, razón por la que su madre enloqueció, lo que llevó a que los hermanos pasaran a estar bajo la custodia de un tutor, que se encargó de acabar con la herencia de la familia.

 

La niñez de José Hilario López se vio fuertemente influida por los movimientos independentistas, como consecuencia de los inicios de las pugnas por la liberación de la colonia española, por lo que en 1812, con escasos catorce años de edad, el futuro presidente se enroló en el ejército patriota, como cadete de la Quinta Compañía, con la que participó de las batallas de Calibío, Juanambú, Chacapamba, Tacines, Ejido de Pasto y El Palo, por las que alcanzó el grado de subteniente. Durante la batalla de la Cuchilla del Tambo (30 de junio de 1816), López fue apresado por el ejército realista y condenado a muerte, pena que se le transmutaría si aceptaba ejercer el oficio de pregonero; ante el rechazo rotundo de López a esta propuesta, fue condenado al fusilamiento. Sin embargo, este fallo también fue suspendido en el último momento. Durante su periodo de encarcelamiento, se relacionó con personas vinculadas con la causa independista, como los hermanos Almeyda y Policarpa Salavarrieta, de quien presenció el fusilamiento. También organizó con éxito una acción para liberar a su compañero Vicente Azuero.

 

El 28 de junio de 1819, López consiguió su libertad absoluta, durante los prolegómenos de la batalla de Boyacá. Estando en libertad, Simón Bolívar lo nombró ayudante mayor del recién creado batallón Boyacá, y en 1823 ascendió a teniente coronel. Poco después participó en la Campaña del Norte, que tuvo lugar en Venezuela, donde el ejército libertador alcanzó grandes logros. No pudo López, sin embargo, participar en la Batalla de Carabobo por complicaciones en su estado de salud. Luego de algunos años, en 1828, José Hilario López y José María Obando derrotaron al general Tomás Cipriano de Mosquera en La Ladera. Posteriormente, Simón Bolívar lo nombró gobernador de Neiva, y en 1830 el presidente Domingo Caycedo lo ascendió a general de brigada, en donde fue posicionándose política y militarmente y ocupó varios cargos importantes durante los siguientes años.

 

Sin duda alguna, el cargo más importante que José Hilario López llegó a ostentar fue el de presidente de la República desde 1849 hasta 1853, ya que fue durante este gobierno que se lograron varias reformas liberales, entre las cuales se destacan la disolución de los resguardos indígenas, la abolición de la esclavitud (ley 21 de 1851), la promulgación de leyes anticlericales como la abolición de diezmos y la expulsión de los jesuitas, la supresión de la pena de muerte, la ley agraria, la libertad de prensa y la liberalización de la educación pública y la federalización del Estado. Como consecuencia de estas medidas – especialmente las relacionadas con la liberación de los esclavos – tuvo lugar la Guerra Civil de 1851, entre liberales y conservadores, en la que el gobierno salió como vencedor. Sus medidas serán reforzadas en la Constitución de la República de Nueva Granada de 1853, proclamada en la presidencia de José María Obando.

 

Una vez concluido su período de gobierno, José Hilario López colaboró con Tomás Cipriano de Mosquera y Pedro Alcántara Herrán en el derrocamiento del dictador José María Melo, que ese mismo año había depuesto al presidente Obando (Guerra contra Melo - 1854) y más adelante participaría, también al lado de Mosquera, en la Guerra Civil de 1860 – 1862, en contra de Mariano Ospina Rodríguez. En ambos casos, López hará parte del partido de los vencedores.

 

Luego de algunos años, López se retiró de la vida política y militar, para dedicarse a actividades de entretenimiento y atención a sus asuntos particulares económicos, como el cuidado de sus haciendas en el Huila, en donde murió en 1869, cerca de Campoalegre, lugar en donde fue sepultado.

 

 

Durante este gobierno que se lograron varias reformas liberales, entre las cuales se destacan la disolución de los resguardos indígenas, la abolición de la esclavitud, la promulgación de leyes anticlericales como la abolición de diezmos y la expulsión de los jesuitas, la supresión de la pena de muerte, la ley agraria, la libertad de prensa y la liberalización de la educación pública y la federalización del Estado.

COMUNICACIÓN-PAZ/CONFLICTO

ACREDITACIÓN DE ALTA CALIDAD

PALABRAS CLAVES

Grupo de investigación

Comunicación - Paz/Conflicto

Universidad Santo Tomás

Ciudadano

Derechos

Libertades

Nación

Facultad de Comunicación Social

Constituciones

Siglo XIX

Unidad de investigación - 2016

CIUDADANO | HISTORIA | COMUNICACIÓN | COLOMBIA | CONSTITUCIONES | DERECHOS | LIBERTADES