AQUILEO PARRA

Parra fue presidente de los Estados Unidos de Colombia entre 1876 y 1878, tras una contienda en la que venció a Rafael Núñez. En su mandato, defendió la educación pública y laica y aportó al desarrollo de las comunicaciones con un importante sistema de transporte, conocido como el Ferrocarril del Norte.

José Bonifacio Aquileo Elías Parra Gómez nació en Barichara, Santander. Fue escritor, estadista, crítico de los modelos educativos de su época,  político y presidente de los Estados Unidos de Colombia entre 1876 y 1878.  Después de la indecisión de su padre entre llevarlo a la escuela o dejarlo en el campo, Aquileo Parra terminó siendo militar: militar liberal.

 

Liberalismo radical es el término que define la ideología y la motivación política de Aquileo Parra; su competencia directa por la presidencia fue el reconocido político para entonces liberal moderado (más tarde, claramente conservador) Rafael Núñez, quien tenía mucha más experiencia, audacia y visión de la política. Por su parte, el radical liberal Parra era un campesino, que poco a poco se fue ganando la admiración de muchos, y que era reconocido por ser un hombre transparente, coherente y fiel a lo que pensaba y decía.

 

Desde muy joven, Parra unió fuerzas con los radicales para derrocar la dictadura de José María Melo y fue nombrado secretario del gobernador de la Provincia de Vélez. Una de las premisas por las cuales luchó incansablemente fue “educación y religión deben distanciarse”.

 

Los caminos que emprendió,  todos guiados por un gran interés por superar la pobreza,  iniciaron cuando viajó a los dieciocho años a Bogotá, después a Neiva y Magangué, entre otros poblados, para dar mejores condiciones de vida a su familia y, adicionalmente, para defender sus ideales liberales y participar activamente de la toma de decisiones. Claramente, el principal sendero por el que transitó Aquileo Parra fue el que guio sus pasos hacia el liderazgo y la política, inicialmente con la idea de defender el partido Liberal y los términos establecidos por los liberales en la Constitución de 1853, aunque también participó de los diversos intentos de reformar esta constitución, si bien con clara intención de que no se alterara el núcleo liberal.

 

De Aquileo Para se desconocen pasiones distintas a la independencia económica y a la necesidad de hacer política sin depender de nadie. De su vida personal se sabe muy poco, aunque se recuerda como un hombre amó a su esposa. Ambos estuvieron presos después de haber participado en la guerra civil de 1860, al lado de las tropas del general Tomás Cipriano de Mosquera contra las medidas antifederales apoyadas por el presidente conservador Mariano Ospina Rodríguez. En este tiempo en prisión nació y murió su único hijo y su esposa contrajo una enfermedad que la llevaría a la muerte en 1862.

 

Aquileo Parra logró participar de la historia que ahora define a Colombia, luchó junto con Eustorgio Salgar para recuperar el poder del Estado de Santander, dominado para entonces por el conservador Leonardo Canal. Con el logro de este objetivo, Parra se convirtió en parte clave del liberalismo con su presencia en la asamblea legislativa de Santander, para luego ser nombrado presidente del Estado en 1862. Un año después, fue invitado a formar parte de la Asamblea Nacional Constituyente que daría como resultado la Constitución de 1863 y la renovación del nombre de Confederación Granadina por Estados Unidos de Colombia. Posteriormente, en el año 1867,  fue nombrado senador de la República y presidente del Senado.

 

Parra fue presidente de los Estados Unidos de Colombia entre 1876 y 1878, tras una contienda en la que venció a Rafael Núñez. En su mandato, defendió la educación pública y laica y aportó al desarrollo de las comunicaciones con un importante sistema de transporte, conocido como el Ferrocarril del Norte.

 

José Bonifacio Aquileo Elías Parra Gómez murió en Pacho, Cundinamarca el 4 de diciembre de 1900, cuando se vivía en Colombia una de las más cruentas violencias entre liberales y conservadores: la Guerra de los mil días. En sus funerales, sus más fieles seguidores le hicieron honores con el tinte especial de los discursos revolucionarios, como él seguramente los había esperado.

 

 

EL LIBERALISMO PURO

COMUNICACIÓN-PAZ/CONFLICTO

ACREDITACIÓN DE ALTA CALIDAD

PALABRAS CLAVES

Grupo de investigación

Comunicación - Paz/Conflicto

Universidad Santo Tomás

Ciudadano

Derechos

Libertades

Nación

Facultad de Comunicación Social

Constituciones

Siglo XIX

Unidad de investigación - 2016

CIUDADANO | HISTORIA | COMUNICACIÓN | COLOMBIA | CONSTITUCIONES | DERECHOS | LIBERTADES